fbpx

Día de las madres: Un regalo especial para alguien especial.

Dime la verdad: ¿cuántas veces no te has roto la cabeza para encontrar el regalo ideal para una fecha señalada? Y es que regalar no es fácil. Primero, tienes que coincidir en gustos con la persona, algo que no tiene porque ser, por mucho que la quieras. Luego tienes que pensar en todos los regalos que le has hecho en ocasiones anteriores para no repetir y después encontrar lo que tienes en mente, que casi nunca es lo que tienen en tienda, las cosas como son.

Eso me pasa a mí el día de las madres. ¿ Qué le regalo a mi madre y a mi suegra? Claro, la respuesta rápida es  NADA. Pero resulta que a mí me encanta regalar y me  encantan estos días señalados del calendario. ¿ Qué le voy a hacer? Soy moñas, ya lo sé, pero a estas alturas de la vida no lo voy a cambiar, no crees?.

Pues resulta que cuando no tengo tiempo  o no he sido previsora, recurro a los lugares comunes: perfumes, pañuelos, bolsos… y a veces hasta repito, porque con esta memoria de pez, como para acordarme de lo que regalé hace dos años. Sin embargo, desde que tengo a los niños, con lo que nunca fallo es con algún regalo que tenga que ver con ellos. A las abuelas les encanta y los niños participan encantados, porque se sienten parte del regalo.

No sé si sabes que soy muy pero que muy fan a las manualidades. Creo que no hay nada mejor para alejarte de la locura del día a día que hacer algo con las manos, crear algo desde cero. Me da igual que la idea sea original, que te la hayas inventado o que la hayas visto en Pinterest!! ( no conoces Pinterest??? Cómoooo?? Pues te digo que no hay mejor sitio para inspirarte que ese, así que date un paseo por allí que seguro que descubres una nueva “adicción”), el caso es que trabajes con las manos, que veas como poco a poco vas modificando elementos hasta convertirlos en algo bonito y diferente. Es un catalizador, te lo aseguro.

Mira, te voy a mostrar lo que he hecho este año para mi madre. Es algo sencillo y con elementos muy básicos. He comprado una cajita de madera de un bazar para meterle fotos dentro, las típicas fotos que hacemos con el móvil y que luego ni imprimimos y que perdemos en cuanto se nos cae el móvil al baño… esas…

La idea era modificar la cajita, no entregarla así tal cual y presentar las fotos de forma tal que pueda usarlas como colgador, si le apetece tenerlas a la vista. Para eso me imprimí una de las láminas que diseñé para felicitar el día de las madres ( luego te cuento cómo puedes descargártelas) y la pegué en la tapa usando MODPODGE, vamos, lo que llamamos la técnica del decoupage.

Lo primero que hice fue pintar  la cajita de blanco, usando chalkpaint o pintura a la tiza. Esta pintura es genial para manualidades porque es una pintura al agua, lo que quiere decir que además de que puedes añadirle agua para extenderla ( es un poco espesa, así que admite agua), se va con agua y no mancha nada, así que para mí, que soy un poco loquilla, esto va fenomenal. Por otro, es muy cubriente, por lo que  no necesita muchas pasadas y completamente mate.

El segundo paso era pegar la lámina en la tapa. Aquí toca ser sincera: mi idea era hacer transferencia de imágenes y no decoupage, ejem… pero al llevar letras, como con la transferencia la imagen se pega boca abajo, pues evidentemente la frase quedaría al revés, así que debí imprimirla en espejo o sencillamente poner solo imagen.

Peeero no pasa nada…. ( menos mal que me di cuenta a tiempo, porque  le eché pegamento por la cara de las florecillas y a punto estuve de pegarla y liarla jaja), esto admite variedad de técnicas, así que pegué la lamina en la tapa y luego le pasé modgpage a toda la tapa para que sirviera como barniz.

Una vez terminada la caja, toca ponernos con las fotos. Mi idea era usar una pequeña selección de fotos hechas con el móvil, son las que testimonian nuestro día  a día, ( ¿qué tenemos más a mano que el móvil?), pero las que nunca imprimimos y primero perdemos. Elegí las fotos de mis niños con su abuela que para mí, son el mejor regalo para el día de las madres y sé  que son las que a ella le harán más ilusión.

Dudé entre montarlas en acordeón pero al final opté por hacer un colgador por si decide ponerlo de adorno en algún sitio. Las imprimí en tamaño 15×10 y las pegué a cartulinas un poquito más grandes, para que quedara un pequeño marquito. Usé cinta doble cara libre de ácidos y lignina, que es la mejor para trabajar con fotos, porque no amarillea. La puedes conseguir en cualquier tienda on line de manualidades y scrapbooking, en Abacus  o incluso en Amazon.

 

Luego pegué una cinta a la cartulina trasera, formando una pequeña lazada al principio que servirá como colgador y dejando un par de milímetros entre foto y foto para poderlas doblar en acordeón. Puedes usar cualquier tipo de cinta. A mí me gustan mucho las de organza, porque al ser transparente, casi ni se nota; pero puedes usar la  que quieras, incluso una tira de saco, aunque creo que quedaría muy gordito y no me apetecía ese efecto.

Para tapar la cinta, pegué otra cartulina detrás de cada foto. De esta forma podemos dejar una bonita felicitación, un dibujo, mensaje, lo que quieras. Mis niños no son muy dibujantes  pero al menos conseguí que dejaran un mensajito cada uno. Creo que esto hace el regalo del día de las madres más especial si cabe.

Y así de bonito  queda. Ahora toca envolverlo con mimo y esperar que le guste. 

¿Qué te parece? Bonito verdad? Yo creo que este tipo de regalos es de los que se guardan toda la vida. Desde luego que no habrá otro igual. Es único y por eso especial. 

Si te gustan las manualidades y eres de las que regala en estas fechas señaladas, no lo dejes pasar. Anímate a hacer algo con tus manos y verás como arrancas una gran sonrisa. Es muy fácil de hacer y no necesitas muchos  materiales. 

Pero esta entrada tiene premio!!!! He preparado unas tarjetas para que puedas felicitar el día de las madres. Si no quieres usar la típica felicitación de ositos y corazones, suscríbete a mi BOLETÍN DE NOTICIAS y podrás descargarte tres felicitaciones para el día de las madres. Envíalas por whasapp, por mail o imprímelas para usarlas como etiqueta en tu regalo. Solo tienes que pinchar en ESTE ENLACE, irte al final de la página e introducir tu nombre y mail. Una vez realizada la suscripción, se te abrirá una página para que descargues la que prefieras ¡Espero que te gusten!

Y si quieres ver un ejemplo de fotos que quedan ideal en un regalo como este, pincha aquí y verás un reportaje de fotografía familiar que te encantará.

Deja un comentario

Menú de cierre