Alma: Una bebé preciosa acaba de nacer.

Cuando nos anuncian el nacimiento de un bebé no podemos evitar sonreír. ¡Es una de las noticias más bonitas que podemos recibir! 

A mí me pasa lo mismo, cuando una de las mamás me llama para decirme que su pequeño ha nacido y que están listos para su sesión newborn, mi cabeza empieza automáticamente a preparar lo que será la primera sesión de fotos de esta personita.

Lo primero que hago es pensar en las preferencias de la mamá para sus fotos. Suelo preguntarles qué color prefieren, que poses o qué fotos han visto en mi web que les haya gustado. De este modo puedo crear imágenes propias para el bebé y ofrecerle lo mejor a esta familia  que ha confiado en mí en un momento tan especial.

Combinar colores y elementos es como un juego.¡Hay tanta variedad! Podemos hacer infinitas combinaciones y todas quedarán preciosas. En las sesiones de recién nacido usamos mantitas, diademas, gorritos y hasta muñequitos que armonizan perfectamente entre sí. ¿Sabes cuál es mi momento preferido? Ese en el que sin verla, escucho a la mamá decir «Ohhhh».

También hay una variedad increíble de poses aunque también es cierto que no todos los bebés aceptan las mismas posturas. Nunca nunca fuerzo a un bebé para obtener una postura determinada. Parto de la base de que todas las fotos son bonitas y lo importante es el recuerdo no una postura u otra.

Tienes toda la información sobre las sesiones de recién nacido en esta entrada

Y si quieres aclarar cualquier duda, puedes llamarme al 960 010 260. Estaré encantada de atenderte.

Deja una respuesta