INÉS: SESIÓN DE RECIÉN NACIDO EN TORRENT, VALENCIA

Si para algo hay que tener paciencia, es para trabajar con niños. Creo que en eso coincidirás conmigo. Los niños requieren un trato especial y en el campo de la fotografía, los reportajes de recién nacido o newborn son los que más paciencia reclaman. Sí, te tiene que apasionar trabajar con recién nacido, si no, no sería posible llevar a cabo una sesión. Por qué? Porque las sesiones newborn duran una media de tres horas. A lo largo de ese tiempo, el bebé reclama mimos, comida, se hace pipi y/o caca y a veces, encima de ti. Si no te gusta, dime cómo sobrevives a eso?

Ironías aparte, trabajar con bebés es apasionante. No hay dos bebés iguales, ni dos sesiones iguales. Si a eso le sumas, la ternura que generan con solo mirarlo, puedes estar segura que tengo el trabajo más bonito del mundo.

Por eso cuando vengas a mi estudio, encontrarás en mí toda la paciencia y tranquilidad que tu familia se merece. Iremos al ritmo que tu bebé marque. Sin prisas, con ternura y con mucho mucho amor.

 

Leave a reply