ATARDECER EN LA PLAYA

Creo que os he dicho que me encanta la playa. Me parece un lugar fantástico para hacer fotos, sobre todo al amanecer y al atardecer. Si hacemos fotos al amacener, tendremos una preciosa luz dorada y si las hacemos al atardecer, la luz será azul, una de mis preferidas. Es cierto que no solemos darnos cuenta de estos matices, pero nuestras cámaras lo captan y lo traducen en unos tonos especiales en nuestras fotos.
 
Estas fotos fueron hechas al atardecer. A estas horas del día, en que el sol se está poniendo y su luz la tenemos bastante inclinada, debemos tener cuidado con las sombras. Se pueden hacer fotos preciosas teniendo como protagonistas a las sombras, pero lo que seguro no querremos es que aquello que vamos a fotografiar quede oscuro, tal vez por la sombra de nuestro propio cuerpo. En este caso, solo será necesario movernos un poco de forma tal que nuestra sombra no caiga sobre el modelo a fotografiar ni la veamos, si no lo queremos, dentro del encuadre.
 
También debemos fijarnos en la posición del sol. Si queremos unas fotos a contraluz, nos ponemos hacia el sol, aunque yo prefiero que algo se interponga. Eso sí, si tienes una cámara compacta, de esas que admiten trabajar en modos  manual o semi, será mejor que los utilices. De lo contrario, dejad siempre el sol a la espalda.
 
Pero bueno, lo importante es disfrutar y hacer muchas muchas fotos. Las fotos son los recuerdos que nos quedan y las que nos haran viajar ,mentalmente, en el futuro.
 

Leave a reply